Archivo de la etiqueta: Rutas en bici

Rutas en bicicleta por los bosques gallegos

Galicia ofrece una gran cantidad de posibilidades a sus visitantes, Galicia es calidad y se nota en su gastronomía, su gente, sus bellos parajes, largas playas de arenas blancas que no tienen nada que envidar a las de los destinos turísticos más típicos, pero uno de sus principales y mayores encantos son los densos bosques, especialmente aquellos más antiguos que parecen tener una magia especial.

bosques-gallegos

Se trata de bosques o, como se conocen en Galicia fragas, formadas por especies de árboles autóctonos y con una vegetación muy espesa, siempre en un precioso verde, entre la que parece sencillo encontrar rastros de hadas, duendes y, por supuesto, alguna meiga.

Parque Natural Fragas do Eume

Este espacio natural, se sitúa en la provincia de La Coruña y es uno de los bosques atlánticos más importantes de Europa. Por desgracia sufrió un incendio muy importante hace unos años, aunque ya comienza a apreciarse una gran recuperación.

En este bosque hay dos monasterios muy visitados, el de Caaveiro y el de Monfero. Algunas de sus rutas, como la que lleva al monasterio de Caaveiro, se pueden realizar en bicicleta y hay algunas empresas que se dedican a alquilar ebikes por horas para realizar el recorrido, siendo estas travesías por el parque natural muy solicitadas por lugareños y turistas, dado que solo puedes acceder caminando o alquilando una de las bicis eléctricas que el ayuntamiento ha provisto para tal desempeño.

La bici eléctrica es muy ecológica y permite realizar algunas rutas que serían excesivas para ir a pie mediante un modo de transporte muy ecológico y cómodo. Algunas de las carreteras que recorren estos bosques están cerradas al tráfico con la excepción de los autobuses, por lo que son muy seguras para las bicis.

La Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es una zona situada a las orillas de los ríos Miño y Sil en la frontera entre las provincias de Lugo y Orense. Sus puntos más destacados son Os Peares, donde confluyen ambos ríos y  los monasterios que se pueden encontrar a las orillas de sus aguas, como el de San Estevo, el de Santa Cristina o el de San Pedro de Rocas.

Uno de los alicientes de esta zona, además de los famosos cañones del Sil, es poder observar una naturaleza casi virgen en la que la mano del hombre tiene muy poca influencia más allá de las plantaciones de viñedos. El único pero que hasta ahora se le podía poner a la zona son sus carreteras estrechas y con grandes pendientes que no están pensadas para el ciclismo.

Actualmente se está trabajando en la construcción de una ruta especialmente diseñada para bicicletas, que uniría Parada de Sil y Nogueira de Ramuín y que abarcaría aproximadamente cien kilómetros contando con todos los servicios necesarios para los ciclistas.

Una oportunidad de oro para los amantes de la revolución de las bicicletas eléctricas, ya que se trata de un entorno ideal para rutas de larga duración en un entorno que puede ser duro para quién no esté acostumbrado a pedalear.