Archivo de la etiqueta: Islas baleares

Los Parques Naturales de Ibiza

Aunque Ibiza tiene muchas cosas para atraer al visitante, lo cierto es que uno de sus mayores atractivos son sus parques naturales. Ibiza tiene dos, el Parque Natural de ses Salines y la reserva natural de Es Vedrá, Es Vedranell y los islotes de poniente.

En el Parque Natural de ses Salines existen cuatro itinerarios autoguiados que podemos hacer: es Trucadors, s’Estany des Peix, des Brolls y Marroig- Torre de la Gaviota. El único inconveniente es que no están adaptados para personas con movilidad reducida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este parque fue declarado Reserva Natural en 1995 y Parque Natural en 2001, así como los fondos marinos cubiertos de praderas de posidonia oceánica también fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la antigüedad esta isla recibía el nombre de la Isla de la Sal y sus habitantes tenían derecho a recibir una cantidad de este condimento.

Este parque se extiende desde el sur de Ibiza hacia el norte de Formentera, además de la franja de mar que separa las dos islas con todos sus islotes. También pertenecen al parque las playas Es Codolar, Ses Salines y Es Cavallet, donde podemos apreciar dunas, bosques y estanques salineros. Pero como hemos dicho al comienzo, Ibiza tiene otro parque natural, así que viajar por Ibiza en coche es la forma ideal de ver toda la isla. La reserva natural de Es Vedrá, Es Vedranell i de los islotes de poniente se encuentra en el término municipal de San José y está protegida como ANEI (Área Natural de Especial Interés), LIC (Lugar de Interés comunitario) y ZEPA (Zona de especial protección para las aves), con más de 210 especies catalogadas entre las que destacan garzas y flamencos, que podremos contemplar durante sus migraciones en los meses de julio a octubre y de febrero a mayo.

Esto nos dará una idea del valor natural que tiene este espacio, donde podremos contemplar especies endémicas de la isla. Pero si de verdad no queremos perdernos nada de estos dos espacios naturales, lo mejor es consultar la página oficial de Turismo de Ibiza, donde podremos encontrar los lugares de mayor interés, como la Torre des Savinar, que se encuentra en un acantilado de la playa de Cala d’hort. Para ir a los islotes solo se puede ir en embarcaciones privadas y está totalmente prohibido bajar a tierra, pero se pueden contratar excursiones turísticas de medio día que nos llevarán a visitar estos islotes pero desde el mar.

La diversidad de la flora menorquina

Menorca fue declarada Reserva de Biosfera el 8 de octubre de 1993 por la Unesco debido a la diversidad de especies vegetales y animales que se encuentran en ella. Muchos amantes de la naturaleza van a pasar unos días a la isla atraídos por las numerosas especies animales autóctonas únicas en el mundo, por las especies migratorias que hacen escala en ella atraídas por su clima y, por supuesto, por su flora.

Playa Menorca

Si es un apasionado de ésta, dispersa a lo largo de toda su geografía podrá encontrar una diversidad vegetal rica y variada, por lo que se hace necesario el alquiler de coches en Menorca para poder recorrer toda su superficie y apreciarla en toda su magnitud.

Aunque hay un claro retroceso de especies domésticas como el olivo o el almendro, no es difícil poder verlas conviviendo pacíficamente con la encina, el pino o el acebuche. El Ullastrar menorquín es lo más destacable, una maquia densa, impenetrable, de dos a tres metros de altura formada por especies vegetales como el acebuche, el alaiderno o el lentisco, caracterizados por su resistencia a la falta de agua. Los socarrels son también interesantes de observar, unas plantas endémicas con forma de almohadilla espinosa adaptadas al viento y al salitre del mar.

Termine el día de turismo en el que ha recorrido la isla en coche conociendo su diversidad vegetal en alguna cala a la sombra de sabinas y pinos que las circundan o dé un agradable paseo por caminos de senderismo disfrutando de la brisa del mar con aroma a salitre mezclada con el olor de las azucenas, adelfas, retamas y brezos.

No olvide observar las praderas de posidonia, más comunes aunque no por ello menos interesantes y las comunidades de otras plantas marinas como la Zoostera o Cymodocea, escasas en el Mediterráneo.