Archivo de la etiqueta: europa

Los lagos de Rila

Las montañas de Rila dan nombre a una región montañosa enclavada en la cordillera de los Balcanes, en pleno corazón de Bulgaria. Es una de las regiones más bella de Bulgaria y de toda Europa. Existen muchas maravillas geológicas y naturales en esta zona, tanto es así que en esta zona encontramos el Parque Nacional de Rila además de las atracciones naturales de monumentos históricos y arqueológicos. Dentro de los segundos es imposible no mencionar el conocido Monasterio de Rila, un monasterio que data del siglo X y cuya importancia radica, además de en su arquitectura, en el hecho de haber constituido el último bastión de la cultura búlgara originaria durante la dominación musulmana de los Turcos sobre esta zona.

En cuanto a las atracciones naturales, tenemos entre muchas, una de las más conocidas, los denominados “Siete lagos de Rila”. Son un grupo de lagos, siete en concreto, distribuidos en lo que parecen una serie continua de terrazas, en el descender de la falda de una montaña. Su origen es un antiguo glaciar. Estos lagos son una de las formaciones geológicas más bellas que podremos contemplar en Europa, y es por esto que se han hecho especialmente famosos entre los aficionados al senderismo y al trekking.

Para llegar hasta estos lagos, una vez salgamos del aeropuerto de la capital, tendremos que recorrer 120 km y llegar hasta los más de 2500 metros de altitud.

Cada uno de estos lagos tiene luego su propio nombre: el “Dolnoto Ezero” (Lago de Abajo) y al lado el “Ribnoto Ezero” (Lago de Pesca); el lago “Trilistnika” (Trébol) y el lago “Bliznaka” (El ). Se comunican entre sí por diversos arroyos que fluyen desde los lagos en terrazas más altas hacia los que se encuentran abajo. El último lago, el que se encuentra a menor altitud es a la vez el nacimiento de un río, el Dzherman.

7-lagos-de-rila (1)

Hacer un recorrido de senderismo por esta zona recorriendo todos los lagos puede llevarnos, en función de la velocidad con la que lo hagamos, entre 3 y 4 horas. Si tenemos más tiempo o pensamos dormir en la zona, siempre se puede complementar nuestro senderismo por los lagos con una visita al pico más alto de la región, el Vazov, de casi 2700 metros de altura y también al Monasterio de Rila que ya habíamos mencionado anteriormente.

Si no queremos subir a pie hasta el lago más alto podemos utilizar los telesillas. Con estos telesillas un camino de horas se ve reducido a 20 minutos en los que nos deleitaremos con el maravilloso paisaje que podremos ver desde las alturas.

Sin lugar a dudas, un viaje más que recomendable para los amantes del turismo activo y del senderismo en particular. Y aunque pueda parecer que Bulgaria es un destino lejano o complicado para realizar turismo activo y deportes de aventura, o un lugar poco conocido turísticamente, nada más lejos de la realidad, yendo con los profesionales adecuados, es decir una agencia de viajes especializada que tengo un profundo conocimiento del destino y que nos pueda ofrecer un guía local que hable búlgaro y español, Bulgaria solo nos podrá ofrecer ventajas. Un ejemplo de este tipo de agencias de viajes especializadas en viajes de aventura y en Bulgaria como destino, es senderismoeuropa.com, con quien podremos contratar nuestro viaje online. Con esta agencia de viaje podremos disfrutar con total garantía de seguridad de senderos perfectamente habilitados para todo tipo de dificultades, de una naturaleza virgen envidiable y con una baja afluencia de turistas, que nos aleja de las masificaciones, es por ello que sin duda es uno de los mejores destino para el turista activo y aventurero.

5 Parque Nacionales europeos que no debes perderte

El turismo rural está de moda. Cada vez son más las personas que deciden pasar sus vacaciones lejos de lugares turísticos tradicionales como grandes ciudades con mucha historia o lugares de las costas que viven del turismo estival en favor de otro tipo de turismo que busca conectar más con la naturaleza alojándose en casas rurales donde disponen de una total independencia en tema horarios, y permite acercarse a la cultura de la zona de una forma más autentica, cambiando monumentos y museos por parajes naturales y pequeñas localidades.
Viajando por Europa encontramos muchos los espacios de protección especial debido a su patrimonio natural, aunque suelen ser pequeñas extensiones las conservadas tras miles de años de explotación y asentamientos humanos. Estos Parques Nacionales son destinos muy buscados por los visitantes, ya que suelen ofrece numerosas actividades y permiten conocer la flora y fauna local, por ello ofrecemos un listado con 5 de los más espectaculares de Europa.

Parques Nacionales de Laponia (Suecia)

15073135076_4642170588_z

Foto: Johanna Anjar (Flickr)

Los parque nacionales de Padjelanta, Sarek y Stora Sjöfallet, en la frontera de Suecia con Noruega son un conjunto de parque nacionales contiguos separados por motivos administrativos.
De origen glaciar, cuenta con numerosos barrancos en la montaña, con multitud de lagos y cascadas. Los procesos geológicos como morreras glaciares y los cambiantes cursos de agua son visibles por los visitantes en un espacio que se ha conservado casi inalterado durante miles de años debido a la cultura del pueblo saami que habita la región. Un pueblo trashumante que cada verano emigra con sus rebaños de renos, haciendo una explotación sostenible del terreno.

Parque Nacional de Doñana (España)

284511501_0cac160770_z

Foto: Juan Fajardo (Flickr)

España cuenta con numerosos Parques Nacionales de gran importancia, y de entre todos destaca el de Doñana, en Andalucía. En una posición estratégica con influencias climáticas provenientes de Europa, África, Mar Mediterráneo y Océano Atlántico, es considerado como la mayor reserva natural de Europa debida a la enorme diversidad, con presencia de animales de todo tipo como flamencos, linces ibéricos, jabalíes y antes del siglo XX también dromedarios. Ofrece multitud de hábitats, al tener una enorme playa virgen, las marismas del río Guadalquivir, dunas, pinares y dehesas que explican la enorme biodiversidad de plantas y animales.

Parque Nacional de Pirin (Bulgaria)

9231947105_6db3459bc6_z

Foto: JeanneMenjoulet&Cie (Flickr)

A altitudes entre los 1.000 y los 3.000 metros en el sudoeste de Bulgaria, cerca de la frontera con Grecia y Macedonia, encontramos esta maravilla de la naturaleza que ofrece unos espectaculares paisajes de alta montaña lleno de lagos glaciares, cascadas, cuevas y bosques de coníferas con gran variedad de especies endémicas representativas de la flora de la zona de los Balcanes durante el Pleistoceno.
Dentro del parque se pueden encontrar dos estaciones de esquí en un entorno muy similar al que ofrecen los Alpes, pero con mucho menos impacto humano que haya dejado huella.

Parque Nacional de Durmitor (Montenegro)

5115220346_89c066d4d3_z

Foto: Aleksandr Zykov (Flickr)

Formado por glaciares, este espacio está recorrido por numerosos ríos y arroyos subterráneos entre los que destaca el río Tara, que tiene un cañón con las gargantas más profundas de Europa que son muy frecuentadas por los amantes del rafting.
El parque cuenta con un gran macizo rocoso granítico, el Durmitor, que tiene altitudes de entre 1.500 metros en la parte de la meseta oriental, y 2.500 en los picos más elevados.

Parque Nacional de Plitvice (Croacia)

4685277604_60eec8d61c_z

Foto: Mario Fajt (Flickr)

El proceso del fluir de las aguas a través de la rocas calcáreas durante siglos, dejando sedimento que a lo largo de miles de años han formado diques de roca travertina, que a su vez forman presas naturales da forma a este Parque Nacional de Plitvice, en Croacia.
Las presas naturales han dado lugar a numerosas cascadas y lagos de tranquilas aguas turquesas que pueden ser recorridas a través de senderos de madera sobre el agua que respetan el entorno y ofrecen unos paisajes que dejan sin palabras.

La Europa de los festivales

Si estás pensado en la Europa festivalera, lo más probable es que se te hayan aparecido en la cabeza los recientes festivales musicales que se celebran por todo el continente por el verano, pero no, hoy vamos a hablar de otros festivales, los de cine.

El gran continente viejo acoge en sus fronteras a lo largo del año cuatro de los festivales cinematográficos con más prestigio del mundo. Si eres cinéfilo seguramente uno de tus sueños sea poder ir a uno de estos festivales. ¿Por qué no ir y aprovechar para conocer la ciudad donde se celebra? Todo son ventajas.

Empezamos por lo nuestro y hablamos del Festival Internacional de San Sebastian. Su origen retrocede a 1953, año desde el cual es festival a ido ganando más y más importancia. En su momento acogió en estreno de Vértigo del mismísimo Alfred Hitchcock y recibió a algunas de las más grandes, como Bette Davis o Audrey Hepburn. Más recientemente vimos llegar al Kursaal a la mismísima Meryl Strepp o a Robert De Niro.

Durante la época de festival (se suele celebrar a finales de Septiembre) los cines de la ciudad ponen todas las películas de concurso a precios reducidos para que todo el mundo pueda ir a verlas.

Y ya que estás allí, ¿Como no vas a darte un baño en La Concha o visitar el puente del viento? Pasea por sus calles, entra en su Catedral y enamórate de una de las ciudades más mágicas de España.

Fuente: Soy Humano

Damos un salto en el mapa y nos vamos ni más ni menos a Berlin, donde cada año desde 1951 se celebra el comúnmente conocido “Berlinale”. Actualmente se celebra en Febrero, pero dada su cercanía con los premios más grandes del cine, los Oscars, están pensado pasar el festival a Mayo. Sea cuando sea, Berlin es una de las ciudades más cosmopolitas que hay en Europa.

Un paseo por los restos del Muro para empaparte de historia, una foto con la Puerta de Branderburgo, la sobrecogedora Catedral o Monumento al Holocausto (uno de los lugares más perturbadores e interesantes de toda la ciudad) son sólo algunas de las opciones que tendrás a la hora de visitar una ciudad muy especial.

Francia acoge cada mediados de año uno de los festivales con más repercusión, el internacionalmente conocido Festival de Cannes. Su primera edición se inaguró el 1 de Septiembre de 1939 y duró apenas un día, ya que se suspendió por el inminente estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Cannes cada mes de Mayo ve pasar por su alfombra a estrellas y más estrellas que hacen que los aficionados al cine se derritan. Pero eso no es todo. Si decides ir a Cannes, tendrás la suerte de estar en una de las ciudades con playa más interesantes del mundo. Disfruta del mar, visita el paseo de la fama con más de 400 manos de famosos en cemento y aproveche para disfrutar de la gastronomía francesa más exquisita.

Fuente: Italia.it

Terminamos con el festival más longevo de los cuatro. El Festival de Venecia, celebrado los primeros días de Septiembre, vio la luz en el año 1932. Desde ese momento, por sus brazos han pasado aclamadas películas e infinidad de interpretes y directores en lo más alto del star system. Se dice que de aquí siempre sale alguna de las nominadas al Oscar y razón no les falta.

Lo mejor de todo esto es que si decides visitar el festival, estarás nada más y nada menos que en Venecia. La Plaza de San Marcos, la Galería de la Academia o el Palacio Ducal son algunas de las opciones de la infinita lista que te ofrece la ciudad. Coge un vaporetto y disfruta de un lugar del que no querrás irte nunca.

Pasa un fin de semana en Londres y sobrevive para contarlo

Londres es uno de los destinos turísticos que más nos llama la atención a los españoles. No sabemos si por cercanía, por esas ganas impetuosas que tenemos de practicar el inglés que llevamos estudiando durante años o porque lo hemos visto tantas veces en las películas que queremos ver las cosas por nuestros propios ojos.

Pero es un hecho. Con una media de 16 millones de turistas anuales, Londres es una ciudad con una oferta cultural y de ocio prácticamente infinita. En los últimos años, gracias a algunos vuelos que resultan ser gangas, se ha puesto como costumbre hacer una visita express a la ciudad británica de sólo un fin de semana.

Si ese es tu caso, hoy te damos consejos y recomendaciones para que puedas exprimir al máximo la ciudad.

Lo más importante es que no te agobies. Lo más seguro es que cuando aterrices te veas sobrecogido por el ritmo frenético de la ciudad. Todo es mucho más grande de lo que esperabas y hay más gente de la que pensaste que era posible.

Como consejo, lo mejor es que nada más llegar compres un billete de metro. (Si sólo vas tres días lo mejor es que vayas comprado billetes con un uso diario ilimitado). Si tuvieras más tiempo podrías ir a los sitios a pie, pero en Londres casi nada está cerca y será mejor que abraces el caótico metro y lo hagas tu medio de transporte principal.

No vamos a decirte que monumentos y lugares debes visitar, porque seguramente ya los lleves en mente. Aun así, hay lugares mágicos como el mercado de Candem o Covert Garden, que a parte de ser gratuitos, son perfectos para visitar en esas horas que se nos quedan sueltas en nuestro itinerario.

Si no quieres gastar mucho dinero, lo mejor es que aproveches todos los museos gratuitos de la ciudad. El British Museum (ve aceptando que no vas a tener tiempo como para poder verlo entero), la prestigiosa National Gallery o el Tate Museum abren sus puertas y dejan la entrada libre para todo el que quiera ir. Puede resultar un poco agobiante el constante tránsito de gente, pero así es Londres.

Fuente: Dark_Dog

Fuente: Dark_Dog

La ciudad tiene una de las ofertas de ocio más amplias del mundo. El West End es la escena teatral más prestigiosa y sus musicales están mano a mano con Broadway. Buscando alguna oferta (allí mismo encontrarás tiendas por el centro) podrás disfrutar de un musical con una puesta en escena y unos actores que están a otro nivel. Imprescindible.

Si vas a ir tan poco tiempo, lo mejor es que hagas un itinerario de tu viaje. Te recomendamos que agrupes las visitas por la proximidad de los lugares, así evitaras pasar el día (y perderte, que es bastante fácil) en el metro.

Cuando cae la noche y las atracciones principales cierran, no pierdas el tiempo y visita la zona más comercial de la ciudad. Picadilly Circus y la zona de los musicales tienen una cantidad infinita de restaurantes para todos los gustos y niveles monetarios. Ves a Chinatown y disfruta de comida chica rápida o prueba el mítico fish and chips.

Aprovecha el tiempo al máximo y no vayas predispuesto a que no te va a dar tiempo. Con organización podrás ver todo y hasta un medio día tomar un picnic en alguno de sus múltiples parques.

Si te dejas algo no te preocupes, siempre puedes volver, Londres no se va a mover de lugar.

Viajar por Europa

Europa es un destino ideal para todo tipo de viajeros. Europa en un continente en el que podemos practicar todo tipo de turismo, gracias a su extensa y variada geografía y a la diversidad de zonas climáticas. El tipo de turismo que recibe más visitantes en el sur de Europa, es el turismo de sol y playa. Esto se debe al buen clima y a la cantidad de horas de sol que podemos disfrutar en el sur del continente. En Andalucía por ejemplo, la media de temperaturas del año no baja de los 18 grados.

Sentado mirando rio en un barraco

En las grandes capitales del continente, podemos practicar turismo cultural, visitar algunos de los monumentos más famosos del mundo, visitar algunos de los museos de arte más grandes y prestigiosos, tales como el Louvre en Francia, el Museo del Prado, la National Gallery de Londres, O visitar museos arqueológicos como el Museo Británico, el más famoso del mundo.

En las zonas de montañas podemos practicar turismo activo, senderismo, trekking, escalada, y en invierno deportes de invierno tales como el sky. Europa cuenta con numerosos sistemas montañosos de gran tamaño e incomparable belleza. Los Pirineos, Los Alpes Suizos, El sistema montañoso de los Balcanes centrales en la península de los Balcanes.

En el norte de Europa podemos disfrutar de algunos de los paisajes más bellos y la vez inhóspitos del continente. Visitar los fiordos noruegos o ver en primera persona el avance de los glaciales hasta la costa.

Pese a la diversidad de climas y geográfica y al millón de posibilidades que ofrece el continente, parece que solo el turismo cultural en el interior del continente y en las grandes capitales y el turismo del sol y playa en las zonas costeras del sur, mueven buena parte de la economía turística del continente, relegando otros tipos de turismo como el turismo activo o el turismo de aventura, a un segundo o tercer lugar tanto en ingresos del sector turísticos y número de turistas.

El problema de tipos de turismo como el de sol y playa, es que los destinos se encuentran en la actualidad en un proceso de declive, con lugares muy masificados, con una reducción importante de los márgenes de beneficios por una competencia feroz, que además en muchos casos lleva paradójicamente unido, un descenso en la calidad del servicio. Lo que se traduce por un lado en trabajos precarios para la población local y por otro en un tejido turístico enfermo, que puede ser fácilmente sustituido por otros destinos emergentes orientados hacia el mismo tipo de turismo.  Además la presión sobre el medio ambiente es cada vez mayor, y la destrucción de amplias zonas del litoral para construir nuevos hoteles o bloques de apartamentos, continua en algunos países del sur de Europa.

Desde las administraciones públicas de los distintos países se han tratado de impulsar cambios en el sector turístico para intentar redirigirlo hacia tipos de turismos más sostenibles y diversificados, conseguir mantener un alto porcentaje de ocupación durante todo el año, y a lo largo del territorio europeo, en lugar de concentrarse como actualmente en zonas concretas de Europa y en estaciones específicas.

En este sentido, el propio sector turístico se va adaptando, aunque a un ritmo demasiado lento. El turismo que más esta creciendo últimamente, es el turismo activo y para realizar actividades al aire libre o practicar deportes de aventura como la escalada o el barranquismo. Si entramos en internet podremos encontrar docenas de agencias de viajes online que se especializan en este tipo de viajes. Un ejemplo puede ser senderismoeuropa.com , una agencia de viajes online especializada en la organización de viajes a medida por Europa. Su principal destino es Bulgaria, en el este del continente. Lo que al principio no entendía era el motivo por el que le daban especial relevancia a Bulgaria como destino para practicar turismo activo, pero la verdad que después de haber viajado en una ocasión con ellos a este destino, comprendí los motivos, Bulgaria lo tiene todo para los amantes de los deportes de aventura y el turismo activo: un destino poco masificado, buen clima, belleza indómita, un país todavía eminentemente rural, una fauna y flora únicas y un gran sistema montañoso enclavado en pleno Parque Nacional, donde poder practicar todo tipo de deportes de aventura y actividades de turismo activo.

 

Descubre 5 rincones imprescindibles en tu visita a Belgrado

Cuando decides despertar un día en Belgrado debes tener en cuenta que el mejor sitio para hacerlo es en alguna habitación de un hotel cercano al río Danubio. Para descubrir la capital serbia, BookingVuelos.net te ayuda a buscar vuelos y hoteles de la ciudad que estén bien ubicados.

Crkva_Svetog_Marka_u_Beogradu

Fuente: Wikipedia

 

Te recomendamos que realices tu visita acompañado de un guía local, la mayoría de los cuales te definirán la ciudad de Belgrado como “una mujer que no es especialmente guapa pero sí muy interesante”. Quizás le falte el encanto de otras grandes urbes europeas, pero es una de las capitales con una historia más densa.

La capital serbia ha soportado más de 140 batallas en distintas guerras y ha sido destruida y reconstruida cerca de otras 40 veces. Belgrado era el ombligo de Europa, la ciudad se convertía en la gran fortaleza del Danubio y la vía de comunicación más corta entre Oriente y Occidente, por eso quién conseguía conquistarla tenía un gran poder a su alcance.

En los últimos tiempos se ha convertido en un destino exótico dónde conocer un poco más de cerca la historia contemporánea, dando un simple paseo por alguno de sus rincones o contemplando los edificios y monumentos más emblemáticos. Y hablando de rincones observemos los 5 lugares más recomendables para visitar en Belgrado:

  1. Kalemegdan. Con la llegada del buen clima se convierte en el punto neurálgico de la ciudad. Situado en lo alto de la urbe, es el núcleo originario de Belgrado y, años después es el principal atractivo histórico y turístico. Reúne la monumental Torre del Reloj, el Museo de la Fortaleza, el Museo Militar, el zoólogico y un mirador ante la estatua de Pobednik, monumento que commemora la primer victoria durante la Iª Guerra Mundial.
  1. Belgrad underground. Justo en las zonas verdes de Kalemegdan se encuentra la parte más oscura de la ciudad, en el subsuelo encontramos un entramado de túneles, búnquers y pasajes a lo largo de unos 14 kilómetros. Conocido como Belgrad Underground, hace poco tiempo que se permite el acceso a los turistas.
  1. Knez Mihailova. Es la principal arteria comercial de la ciudad, puedes encontrar hoteles por la zona. Es una avenida peatonal considerada como una de las zonas comerciales más atractivas en la Europa del este, donde se concentran decenas de terrazas y tiendas.
  1. Catedral de San Sava. Esta Catedral aún sigue en construcción como la Sagrada Família en Barcelona y está considerado como el templo ortodoxo más grande del mundo, de estilo neobizantino. Según cuenta la tradición, está construida en el lugar donde la historia indica que los turcos quemaron al primer arzobispo serbio, el cual da nombre a la catedral.
  1. Danubio. Cualquier lado del río es un buen lugar para observar la grandeza y belleza del mismo, puedes buscar hoteles en Booking para alojarte cerca del mismo, eso te permitirá estar cercano a uno de los ríos más importantes del mundo. Podrás disfrutar de diferentes viajes en barco para conocer la belleza del lugar desde su propio interior y comprobar otros lugares emblemáticos de Belgrado.