Pasa un fin de semana en Londres y sobrevive para contarlo

Londres es uno de los destinos turísticos que más nos llama la atención a los españoles. No sabemos si por cercanía, por esas ganas impetuosas que tenemos de practicar el inglés que llevamos estudiando durante años o porque lo hemos visto tantas veces en las películas que queremos ver las cosas por nuestros propios ojos.

Pero es un hecho. Con una media de 16 millones de turistas anuales, Londres es una ciudad con una oferta cultural y de ocio prácticamente infinita. En los últimos años, gracias a algunos vuelos que resultan ser gangas, se ha puesto como costumbre hacer una visita express a la ciudad británica de sólo un fin de semana.

Si ese es tu caso, hoy te damos consejos y recomendaciones para que puedas exprimir al máximo la ciudad.

Lo más importante es que no te agobies. Lo más seguro es que cuando aterrices te veas sobrecogido por el ritmo frenético de la ciudad. Todo es mucho más grande de lo que esperabas y hay más gente de la que pensaste que era posible.

Como consejo, lo mejor es que nada más llegar compres un billete de metro. (Si sólo vas tres días lo mejor es que vayas comprado billetes con un uso diario ilimitado). Si tuvieras más tiempo podrías ir a los sitios a pie, pero en Londres casi nada está cerca y será mejor que abraces el caótico metro y lo hagas tu medio de transporte principal.

No vamos a decirte que monumentos y lugares debes visitar, porque seguramente ya los lleves en mente. Aun así, hay lugares mágicos como el mercado de Candem o Covert Garden, que a parte de ser gratuitos, son perfectos para visitar en esas horas que se nos quedan sueltas en nuestro itinerario.

Si no quieres gastar mucho dinero, lo mejor es que aproveches todos los museos gratuitos de la ciudad. El British Museum (ve aceptando que no vas a tener tiempo como para poder verlo entero), la prestigiosa National Gallery o el Tate Museum abren sus puertas y dejan la entrada libre para todo el que quiera ir. Puede resultar un poco agobiante el constante tránsito de gente, pero así es Londres.

Fuente: Dark_Dog

Fuente: Dark_Dog

La ciudad tiene una de las ofertas de ocio más amplias del mundo. El West End es la escena teatral más prestigiosa y sus musicales están mano a mano con Broadway. Buscando alguna oferta (allí mismo encontrarás tiendas por el centro) podrás disfrutar de un musical con una puesta en escena y unos actores que están a otro nivel. Imprescindible.

Si vas a ir tan poco tiempo, lo mejor es que hagas un itinerario de tu viaje. Te recomendamos que agrupes las visitas por la proximidad de los lugares, así evitaras pasar el día (y perderte, que es bastante fácil) en el metro.

Cuando cae la noche y las atracciones principales cierran, no pierdas el tiempo y visita la zona más comercial de la ciudad. Picadilly Circus y la zona de los musicales tienen una cantidad infinita de restaurantes para todos los gustos y niveles monetarios. Ves a Chinatown y disfruta de comida chica rápida o prueba el mítico fish and chips.

Aprovecha el tiempo al máximo y no vayas predispuesto a que no te va a dar tiempo. Con organización podrás ver todo y hasta un medio día tomar un picnic en alguno de sus múltiples parques.

Si te dejas algo no te preocupes, siempre puedes volver, Londres no se va a mover de lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *