Murcia, que hermosa eres

Aunque cuando hablamos de ciudades turísticas para visitar no sale en todas las quinielas, es cierto que esta ciudad (Y por extensión toda Región) desde hace unos años está convirtiéndose en un reclamo.

Estamos hablando de Murcia, una ciudad fundada en el año 831 por Abd-Al-Rahman II en un lugar privilegiado, cómo es el  centro del Valle del Río Segura. Con una muralla de 15 metros de altura y 95 torres que la rodeaba,  y cuyos restos son aún visibles en diferentes lugares de la ciudad, torres, nos encontramos delante de una ciudad tremendamente importante en la época árabe.  Una importancia que queda patente en los numerosos hallazgos arqueológicos, como los realizados en el Convento de las Claras, convertido hoy en el Museo de Santa Clara.

murcia

La ciudad cristiana también ha sido muy importante para Murcia. Así, dos de sus centros principales, la Platería y la Trapería, son testigos de actividad gremial que se desarrolló en Murcia. Pero será a partir del s. XVII, cuando la ciudad alcance un esplendor urbano que la llevará a expandirse más allá de sus murallas. Será éste el momento en que se alcen las numerosas iglesias, casi todas barrocas, que podemos encontrar a día de hoy en la ciudad.

El primer templo para visitar de Murcia es su Catedral, que fue construida a finales del s. XIV y que presenta bastantes elementos góticos, como la  Capilla de los Vélez y la Puerta de los Apostoles; elementos renacentistas, cómo la Capilla de Junterón, y  elementos barrocos, entre los que destaca su fachada, concebida a modo de retablo por Jaime Bort, con una sabia conjugación de arquitectura y escultura. De esta Catedral también destacamos su torre, de 92 metros de altura y construida en distintas fases entre varios siglos. .Junto a la Catedral, encontramos el Palacio Episcopal y el antiguo Pósito del grano, más conocido como El Almudí, elementos que también son buenos testimonios del auge constructivo alcanzado en la época reseñada.

Pero no solo eso. Además de ser una ciudad con una gran historia de crecimiento, la Ciudad de Murcia nos ofrece una barbaridad de alternativas culturales, turísticas y de ocio.

Dispone de varios museos, donde destacamos el Museo de Salzillo, aunque tampoco te puedes perder el de Santa Clara o el de Ramón Gayá.

Ir callejeando por la ciudad, de terraza en terraza es una forma perfecta de mimetizarse con la cultura murciana. Murcia dispone de un clima fantástico y junto con el mestizaje cultural han hecho que estemos hablando de una ciudad muy apta para salir de fiesta.

Destacar también de una rica gastronomía, con sus tapas típicas como las marineras, los caballitos o los matrimonios bien acompañados por unas cañicas, o algunos de sus platos típicos como la ensalada murciana o las habas…

Y no solo es Murcia, sino que podemos disfrutar de toda una región con alternativas tan dispares cómo las zonas vinícolas de  Yecla y Jumilla, las cálidas aguas de la Manga del Mar Menor, o de la historia de Cartagena.

No lo dudes, reserva ya tu Hotel en Murcia y visita un lugar sorprendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *